Desde sus inicios a finales de los años ochenta, la filosofía de Rotumar se ha basado en el servicio y la atención al cliente para satisfacer sus necesidades de comunicación visual por medio de un equipo capaz de trabajar con la máxima responsabilidad, calidad, innovación y eficacia.